¿Sabías que Cleopatra se encuentra temporalmente más proxima a nosotros que a la construcción de las Pirámides de Gizeh?

Cuando pensamos en la antigüedad, tendemos a considerar que todos los acontecimientos se desarrollaron en un pequeño espacio de tiempo. A tal efecto, cuando hablamos del Antiguo Egipto lo primero que nos suele venir a la cabeza es Cleopatra y las pirámides, pero ¿Realmente forman parte de una misma época?

​Conforme a los estudios geológicos e históricos, las grandes pirámides de Gizeh fueron construidas alrededor del año 2.500 A.C.. Por esta razón, nos encontramos ante la única maravilla de la antigüedad que aún se halla en pie y que cuenta con unos 4.500 años.

​Sin embargo, Cleopatra VII nació sobre el año 69 A.C. y murió en el año 30 A.C., dando fin a la guerra civil romana que enfrentó a su amante Marco Antonio y a Cayo Octavio (Augusto). Por este motivo, en tiempos de la última monarca de Egipto ya habían transcurrido cerca de 2.500 años desde el levantamiento de las pirámides.

​Entre Cleopatra y nuestro tiempo han transcurrido poco más de 2.000 años, cantidad muy inferior a los 2.500 años de diferencia existentes entre las Pirámides y la monarca de Egipto. Si uno reflexiona se dará cuenta que, aunque parezca increíble, nos separan menos años a nosotros con respecto al Imperio Romano, con lo lejano que nos parece, que a Cleopatra VII con respecto a las grandes pirámides. ¿Cuán lejano y misterioso vería Cleopatra la construcción de las pirámides de Gizeh?

​Con la muerte de Cleopatra VII, Egipto pasó a ser una de las más importantes provincias del Imperio Romano, no en vano era conocido como el «granero de Roma». El Egipto de influencia greco-macedónica había llegado a su fin, pero esa es otra historia…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *